Departamento del Tesoro de Estados Unidos sanciona a una red de corrupción significativa

La Oficina de Control de Activos (OFAC por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó a los miembros de una familia y sus socios comerciales más cercanos en virtud de la “Global Magnitsky Human Rights Accountability Act” por corrupción, incluidos sobornos y la apropiación indebida de activos estatales entre otros actos corruptos para financiar contribuciones políticas e influenciar las decisiones del Gobierno.

La acción tomada por parte de las autoridades significa que todos los bienes e intereses  relacionados, directa o indirectamente, con integrantes de esta familia,  estarán bloqueados y deben ser reportados a la OFAC.
Además, la sanción prohíbe a las personas estadounidenses realizar transacciones relacionadas con ellos o con cualquiera de sus intereses.

A través de estas acciones gubernamentales se establece un precedente importante relacionado con los delitos de cuello blanco y se crea, paso a paso, una cultura en la que enjuiciar y disuadir con éxito la corrupción es esencial para construir un gobierno responsable que fomente el crecimiento económico y las oportunidades para todos.