OMS declara que el principal ingrediente del cannabis medicinal no es adictivo ni tóxico

El 10 de noviembre de 2017, el Comité de Expertos en Drogodependencia (ECCD en inglés) de la Organización Mundial de la Salud emitió un comunicado en el cual recomienda no catalogar el cannabidiol (CBD) como una droga psicoactiva, pues -de acuerdo a la entidad- cuando el CBD tiene uso terapéutico no hay riesgo alguno de que se genere dependencia e intoxicación.

A raíz de ello, la OMS sugiere la no inclusión del CBD dentro del control internacional, pues esta sustancia no requiere de restricción o prohibición para propósitos específicos (como los tratamientos médicos e investigación), por lo que debe ser un tema dejado a decisión de cada nación individualmente y por fuera de la agenda internacional.

El ECDD hará una revisión más completa de las preparaciones de cannabidiol en mayo de 2018, fecha en la que el comité llevará a cabo una revisión exhaustiva del cannabis y sus sustancias relacionadas.