Comisión Europea sancionó a Qualcomm con más de 1.200 millones de dólares, por abuso de posición dominante